La escuela de padres atenderá fundamentalmente a:

  • Orientación general psicopedagógica a las familias.
  • Intervención psicopedagógica con las familias.
  • Comunicación, hábitos y normas de conducta adecuados.
  • Atención individualizada a familias en casos concretos.
  • Atención grupal a familias con casos similares.
  • Talleres de control de estrés y relajación, masaje infantil, educación sexual, etc.
  • Actividades extraescolares que potencien las buenas relaciones padre/madre-hijo/a.
  • Cualquier necesidad psicológica que presenten los usuarios y usuarias del centro.